¿Estás siempre a tope?

como-prevenir-riesgos-psicosociales-asociados-al-teletrabajo

El exceso de carga de trabajo es un fenómeno tan real como extremadamente frecuente que nos encontramos día a día en las empresas.

Gran parte de las personas y equipos dicen encontrarse sobrecargadas en su puesto de trabajo con las consecuencias que ello conlleva, pero nos hemos preguntado alguna vez ¿Por qué? ¿Qué estamos haciendo para que esto ocurra? ¿Cómo nos está afectando?

Para comprender esta situación necesitamos tener claro que es la carga de trabajo y los factores que influyen en la misma.

La carga de carga de trabajo se refiere al conjunto de requerimientos psicofísicos a los que se ve sometido el trabajador a lo largo de su jornada laboral. Debemos diferenciar pues, entre carga física y mental.

Desde la gestión de riesgos psicosociales, nos ocupamos principalmente de la carga mental, que hace referencia al nivel intelectual necesario para desarrollar el trabajo. La consecuencia más directa de la exposición a un exceso de carga mental durante un tiempo prolongado es la aparición de la tan nombrada fatiga, que nos ocasiona una disminución de rendimiento.

Los factores que influyen para la generación de carga de trabajo son:

  • La cantidad de información que se recibe
  • La complejidad de la respuesta que se exige
  • El tiempo en que se ha de responder
  • Las capacidades individuales
  • Las herramientas técnicas y los equipos que se emplean para desempeñar el trabajo

Es necesario que desde las empresas implementemos medidas para reducir o eliminar el impacto que estos factores de riesgo pueden generar en la salud del trabajador, tanto organizativas como individuales.

Algunas ideas que te ayudarán a gestionar mejor la carga de trabajo dentro de un equipo son:

  • Dotar al trabajador de skills o herramientas que faciliten la realización de su trabajo
  • Aprendamos todos a organizarnos mejor y gestionar adecuadamente nuestro tiempo. Diferenciar lo importante de lo urgente
  • ¡Planificar siempre! dejando tiempo para imprevistos, que siempre surgen
  • Reforzar positivamente y dar Feedback cuando los equipos estén a pleno rendimiento
  • Establecer entornos de trabajo que faciliten la atención y concentración necesaria, sin olvidarnos de la importancia de las relaciones sociales entre compañeros
  • Reducir el numero de reuniones y disponer de más tiempo para la realización del trabajo
  • Respetar los tiempos de trabajo y de descanso
  • Buscar soluciones que faciliten la desconexión digital

En definitiva, prevenir la carga de trabajo y la fatiga depende tanto de empresas como de personas, tomar conciencia de cómo estamos y diseñar un plan para mejorarlo nos ayudará a mantener el necesario equilibrio entre nuestro trabajo y nuestra vida personal.

Artículo elaborado por Mayte López, Coordinadora del área de diagnóstico psicosocial de Affor Health

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.