Síndrome de la cara vacía: ¿Preparado para quitarte la mascarilla?

Con el final de las vacaciones de Semana Santa, llega el final de la obligación del uso de las mascarillas en interiores. ¿Estás preparado?

Si bien hace meses que muchos desean poner punto y aparte al uso de las mascarillas, hay personas que no se sienten preparadas, porque entienden que todavía es pronto para prescindir de ellas en espacios cerrados.

Más allá del mero debate, este tema nos conduce a la aparición de lo que podemos denominar el “síndrome de la cara vacía” y lleva a las personas a sufrir síntomas de ansiedad de gran intensidad, por el hecho de que termine la obligación utilizar mascarilla en recintos cerrados. Se sienten desprotegidas después de llevar más de dos años con la mascarilla puesta, y no se ven preparadas emocionalmente.

¿Te reconoces en alguna de estas situaciones?

  • Piensas que aún no te vas a quitar la mascarilla.
  • Sientes inseguridad, y ansiedad cuando en sitios exteriores muy concurridos ves a las personas ya caminando sin ellas.
  • Sientes ansiedad cuando ves al alguien en los interiores sin ellas.
  • Crees que no vas a ser capaz en estos momentos de quitártela en interiores.
  • Solo de pensarlo te entra miedo y angustia

Si te reconoces en ello, tienes que saber que estás teniendo un estado de alarma psicológica al verte desprotegida tanto por la posibilidad de quitarte la mascarilla como que el resto lo haga.

¿Qué puedo hacer?

En primer lugar, reconocer en miedo y no “meternos prisa”. El hecho de que deje de ser obligatorio usarlas, no significa que sea obligatorio dejar de usarlas (valga el juego de palabras).

Vamos a reconocer tanto los síntomas físicos que estemos sintiendo como los pensamientos irracionales asociados a ellos.

Recordemos que la sensación de desprotección es con la que vas a tener que lidiar. No podemos “controlar” que el resto de las personas las usen , con lo que vamos a hacerlo poco a poco.

Si aún estamos utilizando mascarilla por la calle, posterguemos el pensamiento de quitarla en interiores. Vayamos por pasos.

Date un paseo por algún lugar que sea poco transitado, prueba a quitarte a ratos la mascarilla, y exponte a la sensación. Haz pequeñas eclosiones, pero todos los días unos minutos.

Guarda tus propias distancias de seguridad, si aún no te sientes cómodo con mucha gente ve marcando tus estos tiempos, pero poco a poco incrementa el número de interacciones.

En los interiores podemos hacer poco a poco lo mismo, no es necesario probar directamente en un gran centro comercial. Prueba primero a ir a un comercio pequeño, no te quites la mascarilla, pero tendrás que cruzarte con algún comprador que a lo mejor si haya decidido quitársela. Prueba en sitios pequeños, donde no haya mucho margen de espera y colas.

Cuando te sientas cómodo en esa situación, ve aumentando el tamaño del sitio donde vas a comprar, pero sin prisas, esto no es una carrera.

Si te vas sintiendo poco a poco cómodo con este cambio, ahora prueba otra vez en ese sitio pequeño a quitarte por un momento la mascarilla.

Este sistema de exposición progresiva nos va a ayudar que el tránsito a este cambio sea menos angustioso para ti.

Si, aun así, notas que no eras capaz quizás será el momento de ponerte en contacto con un profesional.

No tengas prisa por hacerlo, pero te sientes incapaz de lograrlo, ¡busca ayuda!

Recuerda que, si le está pasando a algún familiar o amigo, no banalices ni minimices su miedo, la ansiedad y las fobias son problemas serios y requieren de tu empatía y respeto.

Recuerda también, que la mascarilla seguirá siendo obligatoria en el transporte público, centros sanitarios y hospitales, y en el resto de los espacios si tienes algún síntoma de COVID, es preferible que la sigas usando para evitar contagiar a las personas que conviven contigo.

Artículo elaborado por María del Carmen Rodríguez González, Directora del Área de Intervención Psicológica de Affor Health.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.