La salud mental en el mundo laboral digital

Protección de la salud mental en el mundo laboral digital

El Parlamento Europeo ha aprobado el día de ayer 5 de julio de 2022 una importante Resolución sobre la salud mental en el mundo laboral digital: concretamente se trata de la Resolución del Parlamento Europeo, de 5 de julio de 2022, sobre la salud mental en el mundo laboral digital (2021/2098(INI)).

La salud mental como un derecho humano fundamental

Para la aprobación de esta resolución, el Parlamento ha considerado, al igual que la salud física, la salud mental como un derecho humano fundamental: entendiendo la salud mental, en términos de la OMS como “un estado de bienestar en el que la persona realiza sus capacidades y es capaz de hacer frente al estrés normal de la vida, de trabajar de forma productiva y de contribuir a su comunidad”, que igualmente se encuentra vinculada a otros derechos fundamentales como el derecho a la dignidad humana y el derecho a la integridad de la persona.

E igualmente, el Parlamento Europeo ha observado los efectos de la pandemia de COVID-19 sobre las estructuras organizativas y de gestión y sobre las condiciones de trabajo de muchos trabajadores en Europa, con consecuencias para su bienestar, afectando a colectivos de profesionales de sectores de manera diversa y a las mujeres. Esto se ha visto reflejado en un incremento de la desigualdad de género, por ejemplo, en los cuidados no retribuidos, según se indica en la misma Resolución, provocando, entre otros muchos efectos, una mayor prevalencia del teletrabajo que lleva aparejado horarios prolongados de trabajo y situaciones de estrés laboral. Esta situación incrementa de manera directa los factores de riesgos psicosociales de los trabajadores por el creciente uso de herramientas digitales, software e inteligencia artificial incorporadas a la gestión de los trabajadores.

Todas estas consideraciones y muchas más recogidas en el documento, han hecho que el Parlamento Europeo apruebe esta resolución, empujado también por el enorme coste de las enfermedades mentales, que en 2015 alcanzó el 4% del PIB de todos los países miembros de la Unión Europea. Resolución por la que solicita a las instituciones europeas y a todos los Estados miembros, medidas de aplicación en los siguientes ámbitos:

  • Salud mental y trabajo digital: enseñanzas extraídas de la pandemia de COVID-19

Toma de conciencia de los elevados niveles alcanzados por los problemas de salud mental relacionados con el trabajo y compromiso a emprender acciones que regulen y hagan realidad un mundo laboral digital que contribuya a la prevención de los problemas de salud mental, a la protección de la salud mental y a una conciliación saludable de la vida profesional y la vida privada, reforzando los derechos de protección social en el ámbito laboral, entre otras medidas.

  • La transición digital y la salud mental

Velar por la adecuada aplicación de medidas preventivas y de protección destinadas a erradicar la violencia, la discriminación y el acoso en el mundo laboral, en particular la violencia y el acoso, así como la ratificación (España ha hecho recientemente) del Convenio de la Organización Internacional del Trabajo (n.º 190) sobre la violencia y el acoso y la Recomendación n.º 206 de la OIT sobre la violencia y el acoso. Todo ello en la necesidad de proteger a los trabajadores frente a la explotación por parte de los empleadores en el uso de las herramientas digitales, entre otras medidas solicitadas.

  • Salud y seguridad en el trabajo

El Parlamento Europeo manifiesta su preocupación por la desconexión entre la actual política en materia de salud mental y las actitudes en el lugar de trabajo, teniendo presente que las actuales medidas para mejorar la salud mental y la seguridad de los trabajadores son insuficientes, especialmente por lo que respecta a la evaluación y la gestión de los riesgos psicosociales. En línea con ello, pide a la Comisión que cree mecanismos para la prevención de la ansiedad, la depresión y el agotamiento profesional y para la reincorporación al lugar de trabajo de aquellos que padecen problemas psicosociales.

  • Un mundo laboral moderno para el bienestar de los trabajadores

El Parlamento Europeo solicita a la Comisión que ponga en marcha iniciativas de educación y sensibilización sobre la salud mental en el lugar de trabajo y a los Estados miembros que utilicen fondos de la Unión para la creación de plataformas y aplicaciones digitales de salud mental; la creación de servicios de asesoramiento y apoyo técnico a los trabajadores por cuenta propia y los empleadores, los directivos y los trabajadores de microempresas y pymes sobre prevención de riesgos psicosociales y conflictos psicosociales en el lugar de trabajo; así como la divulgación de información sobre los riesgos psicosociales y su prevención, entre otras medidas.

 

En definitiva, los eurodiputados reclaman medidas preventivas para proteger la salud mental y aprovechar las ventajas del trabajo a distancia, como la flexibilidad y autonomía, pero alerta de relevantes amenazas para la salud asociadas al exceso de conexión, cuando se difuminan las fronteras entre el trabajo y la vida privada, y la mayor intensidad del trabajo o el «tecnoestrés», vinculado al uso de la tecnología.

En Afforhealth estamos comprometidos con la salud psicológica de los trabajadores, e impactamos positivamente en nuestro entorno ofreciendo servicios que contribuyen a promover la salud mental y el bienestar a través de herramientas de evaluación y estudios psicosociales; psicoeducación y, muy especialmente, con el PAE (Programa de Ayuda al Empleado), herramienta clave para la gestión de los riesgos psicosociales en la empresa y acompañamiento psicológico 24/7 a los trabajadores.

Artículo escrito por Santos Manuel Cavero López. Director de Sostenibilidad.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.